9 sept. 2012

ASCENDER O DESCENDER

Cueva de la muela
He descubierto una nueva afición, subir y bajar la montaña.

 Todo empezó cuando en uno de esos días que me voy a correr, cambié el camino y terminé saltando vallas y atravesando puentes a varios metros de altura, me gustó esa sensación al mirar hacia abajo y ver todo lo que dejas atrás, pensar que hace un momento estabas tu allí pero que con esfuerzo has subido a lo alto.

También saber que cualquier paso en falso a esa altura puede significar el fin, así que debes ir con cuidado, primero un pie, después el otro siempre jugando con la distribución del peso de tu cuerpo, la unión con la naturaleza es tanta, que en realidad sois uno, es como si la acariciaras, tienes que tratarla con cuidado, usar los recursos que te ofrece para seguir subiendo, y en las bajadas aferrarte a las rocas más grandes y pronunciadas como si fueran tu bien más preciado, porque en esos instantes dependes de ellas, tu vida, tu cuerpo, tu corazón se conecta a esa montaña, y ese lazo de unión se mantiene hasta que regresas a casa.

Cuando llegas a lo más alto, lo ves todo desde otra perspectiva, no sólo ves el pueblo a lo lejos, sino que lo ves todo más pequeño, piensas en ti, en tus preocupaciones, en tus sentimientos, y descubres que tu vida es estupenda, que no puedes pedir más de lo que tienes, estudios, trabajo, amigos verdaderos, ves a la persona que más te importa al menos una vez a la semana, te consideras buena gente, la gente te admira, te respeta, has conseguido mucho, y cuando llegas a ese punto, piensas, si esto acabara aquí me sentiría una persona afortunada, pues no puedo pedir nada más, sería egoísta por mi parte.

Primero un pie, después el otro, manteniendo siempre el equilibrio, desciendes por la montaña, y vuelves a la realidad de tu vida, pero en tu interior te sientes liberada, tranquila y en paz, porque después de crear ese vínculo con la naturaleza, sientes una energía nueva y pura dentro de ti.

A veces cuando se ha conseguido todo, cuando te sientes en lo alto de la cima de una enorme montaña, sabes que cualquier paso en falso, sería el fin, la cuestión es, ¿qué puedes perder si sigues adelante?