30 may. 2008

PEQUEÑOS DETALLES GRANDES MOMENTOS


Un buen amigo mio, me recordaba cantando que la vida no tendría sentido sin esas pequeñas cositas. Como dice la canción del Arrebato:


"Si no fuera por estas cositas, sino fuera por estos momentos,

que sentido tendría la vida si pasamos un kilo de los sentimientos."


Nos pasamos el día corriendo de un lado a otro, trabajando, estudiando,... apenas dedicamos tiempo a lo que nos gusta, a lo que realmente nos hace feliz, lo que de verdad importa.


Esas pequeñas cositas, las charlas con los amigos, tomarte un cafelillo o una cervecita con los compañeros de clase, hablar con la gente que nos rodea. Tengo la sensación de que nos estamos convirtiendo en máquinas, lo más parecido a un ordenador. No pensamos, solo hacemos lo que debemos, sin más, los sentimientos se quedan a un lado.


Es hora de que pensemos como dirigimos nuestra vida, no debemos dejar que los días pasen sin más. No hay que hacer tanto para mejorar, sólo poner un poco de nuestra parte, sonreír más, saludar a la gente, dejar a un lado prejuicios innecesarios y charlar con la persona que se sienta a nuestro lado.


La vida sin máquinas sería muy difícil, pero la vida sin personas con un poco de humanidad sería muy triste, así que intenta cambiar tu rutina y no dejes que el trabajo te domine, domínalo tú, sonríe y se feliz, que es lo que de verdad importa.


29 may. 2008

EL FIN DE UN CICLO


Pues sí ya queda poco. Estos días llenos de estrés, trabajos y exámenes se irán acabando poco a poco, lentamente y sin pausa. Una etapa de nuestra vida se termina.


Tal vez ahora nos planteamos nuevas metas, como siempre pasamos la vida pensando en el futuro, sin disfrutar del presente. Cada uno de nosotros cogerá un camino distinto, algunos seguirán estudiando, otros trabajarán, otros se prepararán las oposiciones, otros viajarán,...


Pienso que es el momento de echar un vistazo atrás. Hace apenas tres años que llegamos aquí. Hemos vivido tantos momentos, unos buenos y otros no tanto. Hemos conocido a mucha gente aquí, compañeros, profesores, camareros, trabajadores de la facultad. Cada uno de ellos nos ha aportado algo. Quizás a muchos no les veremos más, pero hay amistades que perdurarán aunque el tiempo pase y la distancia nos separe.


En mi opinión, estos tres años de carrera me han aportado mucho más que el título de maestra. He aprendido a valerme por mí misma, a dejar a un lado la timidez, a relacionarme más con la gente que me rodea, he hecho unas magníficas amistades, he conocido a gente que me han hecho madurar gracias a sus palabras y consejos, me he dado cuenta de muchas cosas que antes no veía y en definitiva he crecido interiormente.


En estos momentos me absorven las emociones. Por un lado tristeza y melancolía, al pensar que esto se acaba, la facultad, las charlas en cafetería, las conversaciones en el autobús, las cenas de los viernes, las noches en Granada, las nuevas amistades,...Y por otro felicidad y esperanza, al imaginar que ya puedes trabajar en lo que de verdad te gusta, que puedes ir construyendo tu vida y echar a volar.



Hay personas que nos hablan y ni las escuchamos;
hay personas que nos hieren y no dejan ni cicatriz,
pero hay personas que simplemente aparecen
en nuestra vida y nos marcan para siempre.

Cecilia Meireles

23 may. 2008

INJUSTICIAS


La vida es dura, eso ya lo sabemos, pero quizás no nos damos cuenta hasta que no lo pasamos mal. Vemos que estamos continuamente tomando decisiones que pueden tener consecuencias.

Casi siempre hay que elegir entre dos caminos, uno no lo dicta el corazón, el otro es siervo de la razón. A veces tenemos un dilema, nos cuesta elegir que opción es mejor, o somos fieles a nuestros principios o actuamo de forma razonada y sensata.

En ocasiones las cosas no salen como deberían, un factor injusto hace su entrada en nuestro camino y relativamente nos saca de nuestra senda. A veces nos preguntamos, ¿qué he hecho yo para merecer esto?, ¿porqué a mi?,... Preguntas como estas tienen difícil respuesta.

Eso si de que sirve actuar siempre de forma razonada, haciendo oidos sordos a nuestros valores, nuestros derechos, nuestro corazón y nuestros sentimientos. Si actuáramos así quizás no tendríamos tantos problemas, pero nuestra vida a fin y al cabo estaría vacía.

No somos máquinas, no nos dejaremos manejar por ellas, y menos aún por personas que se hacen pasar por ellas, sin corazón. Así que debemos luchar por nuestros valores, por nuestros principios, por nuestra vida, saldremos adelante porque a las máquinas se les acaba la batería, pero a nuestro corazón siempre le quedará energía.

No te rindas amigo.

22 may. 2008

CAMBIOS


Ahora todo ha cambiado, quien me iba a decir que en unos días mi vida daría un giro de 180 grados.

Antes ruido, ahora silencio. Antes tormenta, ahora paz. Cada minuto pasa lentamente pero sin pausa, me muevo sin pensarme las cosas dos veces, tan sólo actúo.

Cuando estás en los dos lados observas mejor el cambio. Han sido casi tres años que han dado para mucho, un hasta luego que incluía gotas de rutina,decepción y melancolía. Quizás preguntas complejas invaden mi mente,¿por qué cambiar tu personalidad por influencias de tu entorno?, ¿tanto poder tienen unas personas sobre otras, que sin darte cuenta te van destruyendo poco a poco?.

No todo ha sido malo, con cada situación que la vida nos brinda podemos sacar algo positivo. Ahora se que me puedo valer por mi misma, que soy más independiente, que me gusta mis ratos de soledad y reflexión, que adoro la tranquilidad y detesto el ruido.

Se abre paso un futuro incierto, cambios. Pero que mejor que aprovechar el momento, estos días cargados de trabajos y exámenes; los últimos momentos de un ciclo que se acaba, una etapa que termina.

Como diría un amigo CARPE DIEM.

REFLEXIONES VERANIEGAS


Este texto lo escribí el 17 de Agosto del 2007, pienso que es una buena entrada para inaugurar el blog.


Hace ya algún tiempo pensé en escribir algo, siempre me han sobrado ideas, pero quizás la dejadez no me permitió empezarlo. En verano todo es diferente hay mas horas para pensar y menos que hacer,
así que escribir es una buena opción. Hace dos años ya que estoy en Granada, estudiando en la universidad,
años atrás pensaba que esto era muy difícil de alcanzar y era una de mis metas,
ahora que ya lo tengo no le doy tanta importancia, pienso que forma parte de mi trabajo y que es mi deber. Lo cierto es que ya me establezco nuevas metas, me doy cuenta de que
no llegamos a disfrutar el presente siempre estamos pensando en mañana,
cuando conseguimos algo ya pensamos en otra cosa. Me considero una persona que siempre echa un vistazo atrás,
al pasado recuerdo todas las situaciones que he vivido y de las que he aprendido,
también la cantidad de personas que he conocido y puedo decir que la mayoría de ellas me han ayudado a mejorar.
Incluso puedo decir que hay personas que aunque ya se fueron, siempre estarán en mi corazón. A mi corta edad he aprendido que las personas somos demasiado materialistas, estamos tan centrados en nuestra rutina que no le damos importancia a esas
pequeñas cositas que te pasan cada día, y que te hacen más feliz. Todos pensamos que este mundo es cada vez peor, más egoísta, más violento,
pero no hacemos nada por intentar cambiarlo, creo que si cada uno pusiéramos
algo de nuestra parte esto empezaría mejorar. Un solo gesto como saludar a la gente que conoces con una sonrisa, separar a esos críos que pelean por una tontería, ayudar a las personas mayores con la bolsa de la compra, levantar a ese pequeño que tropezó, creo que estas pequeñas cositas que no cuestan nada ayudarían a que nos sintiéramos mejor con los demás y con nosotros mismos. Pero parece que no tenemos gana, no tenemos tiempo, pasamos de todo, cada vez somos más egoístas, nos convertiremos en robots sin sentimientos y eso me asusta. Siempre pongo de ejemplo a un niño pequeño, él siempre tiene tiempo para estar con sus amigos y algo para nosotros tan insignificante como un dibujo, para él es una obra de arte, hablan con la gente con sinceridad, se levantan cada día llenos de ilusión y energía, ven la vida se otra forma los colores son mas vivos vistos desde sus ojos. Están llenos de energía, imaginación e inocencia. Nunca deberíamos perder este espíritu, yo por mi parte siempre estoy rodeada de niños y quiero estarlo por muchos años por eso elegí ser maestra, se que con ellos nunca terminaré de aprender.

Podeis comentar lo que queraís